Según el índice de Adopción de Tecnología Global de Dell en el 2015, 97 por ciento de los encuestados están utilizando o planean utilizar soluciones en la Nube. Esto es porque los beneficios van desde costos variables, usabilidad, manejabilidad y agilidad; haciendo de la Nube el destino más irresistible.

La incorporación completa de un enfoque estratégico para la adopción de la Nube significa tomar la visión a largo plazo sin sacrificar su capacidad para tomar decisiones inteligentes y enérgicas en el presente. Y ahí es donde es necesario un liderazgo de IT, ya que podría haber consecuencias no deseadas.

El problema de adoptar servicios de la nube

Con demasiada frecuencia, las organizaciones de TI de las empresas deben compartir las mismas recompensas y frustraciones que la policía tiene al momento de hacer su trabajo: Los individuos, grupos de trabajo y líneas de negocio (LOBs) acogen TI cuando alguna tecnología o aplicación necesita ser reparada pero cuando trata de enfocarse a sus políticas, estándares y mejores prácticas, puede que no sea tan hospitalario.

¿Qué hay detrás de este fenómeno? La bifurcada misión de la gente fuera y dentro de TI. Por ejemplo, las líneas de negocio (LOBs) generalmente buscan impulsar la innovación, el rendimiento y la capacidad de respuesta, pero están bajo menos presión para reducir los riesgos y costos - o preocupándose por la integración y la interoperabilidad. Sin embargo, estas últimas preocupaciones, que por lo general posee TI, son objetivos igualmente importantes para el bienestar general de la empresa.

Desde hace años, la tecnología ha tenido que lidiar con grupos que no reciben un despliegue de servicios en la nube de forma unilateral para perseguir sus metas y objetivos. Ya se trate de una colaboración, HR, CRM o algún otro servicio, un departamento o LOB a menudo pueden comprar y expensas, la aplicación nube a través de una tarjeta de crédito de la compañía fácilmente y en algún lugar de la razón es el viejo rumor de que "es más fácil pedir perdón que permiso”.

Pero este enfoque ad hoc puede tener consecuencias no deseadas, tales como agujeros de seguridad, modelos sub-óptimos de coste y rendimiento y remiendos de vendedores, cada uno a continuación, tratando de ampliar su " participación en la cartera " dentro de la empresa. El resultado puede ser silos de servicios en la nube que eventualmente deben racionalizarse. Es por esto que TI y el liderazgo se están convirtiendo cada vez más importante hoy día, pero un enfoque estratégico es más recomendable. 

Cuatro principios que impulsan un enfoque estratégico

Un enfoque estratégico para la adopción de la nube puede ayudar a los líderes empresariales y de TI para cumplir con sus respectivos objetivos, mientras conducen la empresa hacia adelante. Cuatro principios fundamentales deben guiar este enfoque:

  1. Fundamenta en los objetivos del negocio: Esto requiere que todos los tomadores de decisiones entiendan y acepten que los servicios basados ​​en la nube deben hacer frente a los retos de negocio u oportunidades. Los líderes empresariales deben estar completamente comprometidos si estos movimientos y las inversiones son para producir sólidos resultados empresariales.
  2. Bajo la orientación y gobernabilidad de TI: la gobernabilidad y guía de TI son críticos desde el principio de cualquier iniciativa de la nube, las consecuencias no deseadas deben ser evitadas, pero en la prisa por ganar acceso a los beneficios que la nube ofrece, muchas organizaciones tienen la tendencia a pasar por alto la participación continua y la supervisión de TI. La clave es que todos estén en la misma página, con sus intereses visibles y respetados.
  3. Comprometidos a la flexibilidaden todo caso, los modelos de nubes son flexibles. Las nubes privadas pueden abordar mejor algunos temas de negocios, mientras que las nubes públicas pueden abordar mejor las demás. Las nubes tienen la capacidad de integrarse con nubes off-prem, de la misma manera, pueden operar en sus propias plataformas o depender de los proveedores de servicios administrados.
  4. Comprometidos con el futuro de preparación: un marco de gobierno nube puede activar los controles de organización para aplicar de forma uniforme a todas las tecnologías de nube adoptadas. Las opciones que están listas para el futuro, crean relaciones flexibles con los proveedores y a su vez, evitan la dependencia a los mismos.

El viaje a la nube a su propio ritmo

Los servicios en la nube, ultimadamente, tratan de juntar a la tecnología con el usuario en tiempo y espacio, al mismo tiempo, permite que los que cuentan con esa tecnología tengan el control sobre la misma, sobre todo TI.

Con el uso de la nube moviéndose más allá de las etapas de adopción temprana, está claro que no hay una talla única para todos los modelos. Además, teniendo opciones privadas, públicas e híbridas disponibles, no tiene por qué serlo. Eso es porque cada empresa tiene sus propias necesidades y recursos limitados, por lo que su camino a seguir debe ser a su propio ritmo.

 La clave es tomar un enfoque estratégico en aras de mantener objetivos de la empresa a largo plazo a la vista, durante la ejecución de un día a otro con un plan coordinado. Un socio estratégico con experiencia nube puede ayudar. Dell y muchos de nuestros propios socios de la nube pueden proporcionar esa orientación.

 

Artículo traducido del inglés de Direct2Dell .