Si hay una cosa en la que los expertos de TI pueden estar de acuerdo, es que la transformación digital debería figurar entre las principales prioridades de las organizaciones. La competencia exige que las empresas aprovechen las estrategias de negocio digitales para mejorar la experiencia de sus clientes, aumentar la productividad de los empleados, llevar innovaciones al mercado más rápidamente, y crecer en nuevas direcciones.

Lo que está menos claro para la mayoría de las empresas es cómo acercarse a una transición tan compleja y de múltiples facetas. Las posibilidades pueden parecer abrumadoras. Pero a través de nuestra investigación y experiencia de primera mano, hemos reducido la lista a unas cuantas de áreas de enfoque que las transformaciones exitosas tienen en común. Los llamamos los cuatro principios de la transformación digital.

  1. Adopte un enfoque de negocio y de cliente ante todo

En otras palabras, no invierta en tecnología sólo por tener lo mejor y lo más nuevo.  Recuerde que el objetivo último de esta transformación es ayudar a que su negocio funcione de manera más rápida, más inteligente y en nuevas formas que beneficien a sus clientes las necesidades básicas de la empresa.  Las inversiones en tecnología deben estar directamente alineadas con los resultados deseados de negocio, que crearán a su vez resultados medibles. También deben basarse en un conocimiento profundo de las preferencias y comportamientos de los clientes, saber qué tipos de perfeccionamiento digital realmente mejoran la experiencia del comprador-usuario y fomentan la lealtad a la marca.

      2. Imagine procesos y cree nuevos modelos de negocio.

La transformación digital a menudo comienza en el departamento de TI, con mejoras aisladas para simplificar ciertas tareas. Con el tiempo, otras funciones como la fabricación o comercialización pueden introducir sus propios procesos digitalizados. Estos son pasos en la dirección correcta, pero para lograr el tipo de transformación a gran escala que pueda impulsar el crecimiento del negocio sustancial, las empresas tienen que pensar en grande, a nivel empresarial. Esto significa no sólo la mejora de los procesos actuales, sino también mantener una mente abierta a todas las posibilidades. Al atreverse a desafiar el modelo operativo de la compañía, nuevas fuentes de ingreso y métodos de entrega de servicios pueden ser descubiertos.


 

3. Active a las personas que lo hacen posible.

Cualquier iniciativa de negocio importante, incluso las que giran en torno a la tecnología, deben ser diseñadas e implementadas por la gente. Por eso una transformación digital exitosa requiere de una cuidadosa atención para guiar a los empleados a través de la transición. Esto significa también escuchar las necesidades y aspiraciones de los empleados para entender cómo las herramientas y procesos digitales pueden mejorar su rendimiento. A medida que comienza la transformación, las comunicaciones, capacitaciones y liderazgo visible son esenciales para impulsar la adopción del entorno digitalizado. Después de que se realicen cambios, las empresas deben tener un compromiso continuo para hacer frente a cualquier contratiempo de forma rápida y recompensar los comportamientos que crean un ambiente de cultura digital.

4.Lleve la TI a gran velocidad

A medida que las personas en el mundo de los negocios dan el salto a bordo del tren digital, pedirán apoyo al departamento de TI para que les ayuden a llevar a cabo los planes.  Para mantener el ritmo de la demanda de innovación, los equipos de TI se enfrentan al reto de ofrecer rápidamente soluciones. Ellos tendrán que reconsiderar sus propias organizaciones, analizar sus procesos para eliminar la fricción, y traer velocidad sin dejar de ser flexibles. En un mundo cada vez más digitalizado, la velocidad del mercado y la capacidad de cambiar de dirección al instante será lo que los líderes de negocios más valoren. Estas cualidades, cuando se encuentran estrechamente alineadas con la estrategia de negocio y el apoyo de una fuerza de trabajo comprometida, definirán a los líderes de la industria de los próximos años.

 


Aliste su negocio para el futuro. Los servicios de Dell proporcionan la mejor experiencia en TI y soluciones para garantizar la agilidad de su negocio y el crecimiento, ayudando a modernizar y transformar su organización. Prepárese para el futuro con los servicios de Dell.