2016 será un gran año para el área de seguridad. Las noticias de las violaciones de datos y la innovación tecnológica de 2015 exigirán una mejor implementación de seguridad en las compañías, con lo que podemos pensar que en 2016 se verá una mayor cantidad de iniciativas en estas siete áreas:

1. La cadena de valor en materia de seguridad

El año 2015 demostró la necesidad de las organizaciones de fortalecer la seguridad en las áreas más débiles en su cadena de valor; algunas de las violaciones de seguridad son el resultado de las compañías que dan mal uso a la información de sus clientes o usuarios.

2. Aprovechamiento de la analítica de seguridad

Las bases de datos han crecido más cada año, alimentadas en gran parte por los hábitos de compra, las necesidades de los consumidores, procesos de mejora y otros factores, pero podemos considerar que durante 2016 veremos un crecimiento en la seguridad de las bases de datos, que pueden ser utilizadas para predecir y segmentar públicos e identificar patrones de compra y uso.

3. Seguridad del Internet de las cosas

Se espera que el Internet de las cosas (loT) "estalle" este año, entre más y más dispositivos se ponen en línea, las compañías proporcionarán nuevas estrategias y tecnología para proteger estos dispositivos.

4. Más compañías contratarán ejecutivos de seguridad como Directores de Seguridad

El director de seguridad será un miembro usual en las empresas. Las compañías elevarán el soporte requerido en divisiones independientes que garanticen transparencia y funcionalidad.

5. Encontrar maneras de contratar y mantener talento de Infoseguridad

6. Seguridad extendida a dispositivos móviles

Los empleados hoy en día no utilizan sólo el celular, ahora están en comunicación con múltiples dispositivos móviles; por esto, las compañías implementarán mayores controles para sus dispositivos móviles, así como mayor transparencia en materia de seguridad, como los motores de datos.

7. Encriptación es la nueva seguridad mínima

Las regulaciones han hablado de la encriptación como la nueva práctica más básica de seguridad. En el 2016 podremos observar un incremento en el uso de cifrado como llave de los sistemas como por ejemplo en los correos electrónicos.